Glosa Marina



El primer producto que comercializó esta empresa fueron las 12 variedades de sal marina de Mallorca embasadas en una bolsa transparente de 250 gr. Antes de poner el producto a la venta, la empresa necesitaba un nombre comercial, diseño de logo y un formato sencillo que vistiera la bolsa y en la que apareciera toda la información relativa a cada tipo de sal.
Después de buscar diferentes opciones para el nombre de marca nos quedamos con “Glosa Marina” que hace referencia a un término popular de la isla “gloses mallorquines” (composiciones poéticas improvisadas) y al que se le añadió otra palabra referida a la sal: “Marina”. Una romántica unión de la que emergen conceptos que nos hablan del susurro del mar, cantos de sirena o aromas mediterráneos.
Además de la sal, la empresa ha ido añadiendo productos artesanos a su catálogo, de alimentación en su mayoría. A continuación se exponen algunas muestras.